narcisismo crecer

Narcisismo y psicopatía

Algunas personas relacionan el narcisismo con la psicopatía o los psicópatas. Por eso, nos parece interesante hacer una entrada donde explicar cuáles son las diferencias y las similitudes entre estos dos trastornos de personalidad.

Para ello, vamos a definir cada uno de los trastornos de la personalidad y después hablaremos sobre las diferencias y las similitudes.

narcisismo crecer

Trastorno narcisista de la personalidad

Como hemos ido comentando a lo largo de todos los artículos de la saga sobre el narcisismo, es un trastorno de la personalidad perteneciente al grupo B (los que se refieren a comportamientos dramáticos o exagerados, emotivos o impredecibles). Se caracteriza por mostrar ideas de grandeza, necesidad de admiración y falta de empatía (DSM-5; APA, 2013).

En resumen, podríamos decir que el trastorno narcisista de la personalidad es un trastorno del grupo B en el que la persona que lo padece defiende sus necesidades, ideas, etc. pasando por encima de los deseos, ideas o necesidades de los demás.

Más información sobre talleres de Narcisismo en nuestra sección de Talleres.

Psicopatía – Trastorno de la personalidad antisocial

Aunque en el DSM-5 no se habla sobre la psicopatía, muchos psicólogos y expertos en salud mental opinan que la psicopatía en realidad se refiere al trastorno de la personalidad antisocial, que también puede llegar a conocerse como sociopatía (Ogloff, 2006).

narcisismo crecer

Como el anterior, es un trastorno de personalidad perteneciente al grupo B. Este trastorno se caracteriza por la vulneración de los derechos de las demás personas, además de presentarse los siguientes síntomas (APA, 2013):

  • No cumplir las normas sociales o legales. Esto hace que en muchas ocasiones puedan incluso a llegar a ser detenidos.
  • Engaña y miente, utiliza alias o estafa, no por necesidad, sino por el placer que esto les genera a nivel personal.
  • Son personas impulsivas que no tienen capacidad para hacer planes.
  • Son personas agresivas y, en muchas ocasiones, se meten en peleas físicas.
  • No se preocupan de su propia seguridad ni de la de los demás.
  • Son personas irresponsables y esto hace que tenga problemas para mantener su puesto de trabajo u otras obligaciones.
  • No tienen remordimientos y muestra indiferencia sobre los aspectos anteriores.

Artículo extraído de Psicoglobal.